Subvenciones para el fomento de la rehabilitación de edificios de tipología residencial de los barrios gestionados por la Agencia de la Vivienda de Cataluña.

Código de ayuda:

S39455/21

Norma:

RESOLUCIÓN DSO/2427/2021, de 28 de julio. RESOLUCIÓN DSO/2556/2021, de 2 de agosto.

Plazo de Solicitud:

Hasta el 15 de octubre de 2021.

¿Cuánto dinero puedes obtener con esta ayuda?

Aproximadamente 14.000

Finalidad u objetivo de la ayuda:

Abrir la convocatoria para la concesión, en régimen de concurrencia pública no competitiva, de las
subvenciones para la rehabilitación de edificios de tipología residencial de los barrios gestionados por la Agencia de la Vivienda de Cataluña, para el año 2021.

Categorías Subvención

  • Medio Ambiente y Energía
  • Vivienda y Urbanismo

Localización del organismo gestor

Cataluña

Convoca:

Agencia de la Vivienda de Cataluña (Cataluña)

¿Cuánto dinero puedes obtener con esta ayuda?

La cuantía máxima de subvención por vivienda no podrá superar los 14.000 euros.

Beneficiarios. ¿Quién puede solicitar esta ayuda?

  • Comunidades de bienes / propietarios
  • Organismos / Entidades Públicas
  • Particulares / Personas físicas

Detalle beneficiarios:

Pueden ser beneficiarios de las subvenciones las juntas de propietarios, las agrupaciones de juntas de
propietarios y los titulares de viviendas que cumplan los requisitos.

¿Qué gastos o inversiones que realices te pueden subvencionar?

Línea 1. Fomento de la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad

En relación con estas actuaciones, el resultado del informe de la inspección técnica del edificio (IITE) puede indicar deficiencias calificadas como leves, importantes, graves o muy graves, de acuerdo con el artículo 9 del Decreto 67/2015, de 5 de mayo, o sin deficiencias.

Son actuaciones subvencionables las actuaciones en los edificios de viviendas de tipología residencial
colectiva, incluyendo las que se lleven a cabo en el interior de las viviendas siempre que estén vinculadas a una actuación global en el edificio, que se dirijan a la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad. En concreto, son las siguientes:

a) La mejora de la envolvente térmica del edificio para reducir la demanda energética de calefacción o
refrigeración, mediante actuaciones en la fachada, cubierta, plantas bajas no protegidas o cualquier paramento de la envolvente, de mejora de su aislamiento térmico; la sustitución de carpinterías y acristalamientos de los agujeros; el cierre o acristalamiento de las terrazas ya techadas, u otras actuaciones, incluyendo la instalación de dispositivos bioclimáticos y de sombreamiento.

b) La instalación de nuevos sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes, mediante actuaciones como: la sustitución de equipos de producción de calor o frío; la instalación de sistemas de control, regulación y gestión energética, contadores y repartidores de costes energéticos para instalaciones centralizadas de calefacción; el aislamiento térmico de las redes de distribución y transporte o la sustitución de los equipos de movimiento de los fluidos caloportadores; la instalación de dispositivos de recuperación de energías residuales; la implantación de sistemas de enfriamiento gratuito por aire exterior y de recuperación de calor del aire de renovación, y la conexión de edificios a las redes de calor y frío existentes, entre otras.

c) La instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables, como la
energía solar fotovoltaica, la bioenergía o la geotérmica, que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica del edificio. Se incluye la instalación de cualquier tecnología, sistema o equipo de energía renovable, como paneles solares térmicos y soluciones integrales de aerotermia para la climatización y agua caliente sanitaria, con el fin de contribuir a la producción de agua caliente sanitaria requerida por las viviendas, o la producción de agua caliente para las instalaciones de climatización.

d) La mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, del edificio o de la parcela, mediante actuaciones como la sustitución de luces y luminarias por otras de mayor rendimiento energético, generalizando por ejemplo la iluminación LED, las instalaciones de sistemas de control de encendido y regulación del nivel de iluminación, y el aprovechamiento de la luz natural.

e) La mejora de las instalaciones de suministro y la instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua, así como la implantación de redes de saneamiento separativas en el edificio y otros sistemas que
favorezcan la reutilización de las aguas grises y pluviales en el mismo edificio o en la parcela, o que
reduzcan el volumen de vertido en la red pública de saneamiento.

f) La mejora o el acondicionamiento de instalaciones para la adecuada recogida y separación de los residuos domésticos en el interior de las viviendas y en los espacios comunes de las edificaciones.

g) Las actuaciones que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el documento básico DB-HR Protección contra el ruido del Código técnico de la edificación (CTE), aprobado por el Real decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código técnico de la edificación.

h) Las actuaciones que fomenten la movilidad sostenible en los servicios y las instalaciones comunes de los edificios o urbanizaciones, como la instalación de los puntos de recarga de vehículos eléctricos en los aparcamientos o la adecuación de zonas e instalaciones de aparcamientos de bicicletas.

i) La instalación de fachadas o cubiertas vegetales.

j) La instalación de sistemas de domótica y/o sensoriales.

k) Las que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el documento básico DB-HS Salubridad
vigente del Código técnico de la edificación (CTE) o, en su defecto, las que afecten a los elementos en que el tratamiento permita reducir de forma efectiva en el interior de la edificación la media anual de concentración de radón a niveles inferiores a 300 Bq/m³ o, en las que, sin llegar a este nivel, se reduzca la concentración inicial en al menos un 50%.
En los edificios, según la clasificación climática del Código técnico de la edificación, el conjunto de las actuaciones de las letras a), b) y d) anteriores debe conseguir una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración del edificio referida a la certificación energética, sobre la situación previa a las actuaciones de, como mínimo:

Zonas climáticas D y E: un 35%.

Zona climática C: un 25%.

Zona climática B: un 20%, o alternativamente una reducción del consumo de energía primaria no renovable,
referida a la certificación energética, de un 30% como mínimo.

Para justificar la demanda energética en la situación previa y posterior a la realización de las actuaciones subvencionables de la línea 1 o, en su caso, del consumo de energía primaria no renovable, se pueden utilizar los programas informáticos reconocidos por el Ministerio de Fomento y por el de Energía, Turismo y Agencia Digital existentes en el Registro general de documentos reconocidos para la certificación energética de los edificios. La documentación que debe aportarse para acreditar este elemento será la descrita en la convocatoria correspondiente y se deberán cumplir las especificaciones técnicas descritas en el anexo 2 de estas bases reguladoras.

Línea 2. Fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad

Actuaciones subvencionables de conservación

Las obras de estas actuaciones a) y b) deben derivarse del resultado del informe de la inspección técnica del edificio (IITE) con deficiencias calificadas como leves, importantes, graves o muy graves, de acuerdo con el artículo 9 del Decreto 67/2015, de 5 de mayo, para el fomento del deber de conservación, mantenimiento y rehabilitación de los edificios de viviendas, mediante las inspecciones técnicas y el
libro del edificio, y aquellas con las que guarden coherencia técnica.

a) Las deficiencias relativas al estado de conservación de los cimientos, la estructura horizontal y vertical, incluyendo los cantos de balcones y voladizos si afectan a sus elementos estructurales, y las instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento existentes en el edificio que puedan representar un riesgo para la seguridad y la salubridad de las personas.

b) Las deficiencias relativas al estado de conservación de las cubiertas, azoteas, fachadas, patios y medianeras que conlleven una modificación de la sección constructiva del cierre original del elemento a rehabilitar que conforma la envolvente del edificio con actuaciones de mejora del aislamiento térmico y/o acústico, con el fin de garantizar la estanqueidad, el aislamiento y su estabilidad, en cumplimiento de los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad, incluyendo los trabajos de eliminación del amianto y las carpinterías tratadas con creosota. Estas actuaciones en la envolvente (parte maciza y/o aperturas) se pueden hacer con intervenciones parciales o totales.

Actuaciones subvencionables para la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad

En relación con estas actuaciones, el resultado del informe de la inspección técnica del edificio (IITE) puede indicar deficiencias calificadas como importantes, graves o muy graves de acuerdo con el artículo 9 del Decreto 67/2015, de 5 de mayo, o sin deficiencias.
Se consideran actuaciones para la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad las que consistan en adecuar los edificios y los accesos a las viviendas y locales del edificio a la normativa vigente para el cumplimiento de los parámetros de accesibilidad, según las especificaciones técnicas descritas en el anexo 2, como las siguientes:

En particular, para los edificios que no dispongan de:

a) La instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas u otros dispositivos de accesibilidad, incluidos los adaptados a las necesidades de personas con discapacidad sensorial o intelectual, así como, una vez
instalados, su adaptación a la normativa sectorial correspondiente.

b) La instalación de elementos de información o de aviso, como señales luminosas o sonoras que permitan la orientación en la utilización de las escaleras y los ascensores.

c) La instalación de elementos o dispositivos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior, como videoporteros y elementos análogos.

d) La instalación domótica y otros avances tecnológicos para favorecer la autonomía de las personas mayores o personas con discapacidad.

En particular, para los edificios que ya dispongan de las instalaciones a), b), c) y d) anteriores:

e) Cualquier intervención que mejore el cumplimiento de los parámetros establecidos en el documento básico Seguridad de utilización y de la accesibilidad del Código técnico de la edificación (DB-SUDA).

Documentos asociados

Boletín: 30/07/2021
DOGC Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña- Nº 8469
Documento: Bases Reguladoras 2021 Descargar Documento
Boletín: 05/08/2021
DOGC Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña- Nº 8473
Documento: Convocatoria 2021 y Anexos Descargar Documento